Compartir

Esta mañana el ministro de Justicia, Wilson Ruiz, y el gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria Correa, pusieron la primera piedra que da inicio a las obras de ampliación de la cárcel de máxima seguridad La Paz, del municipio de Itagüí. 

“Estoy muy contento porque hoy hemos iniciado la obra de lo que va a ser la ampliación de la cárcel de Itagüí. ¿Qué significa esto? Que vamos a albergar alrededor de 510 sindicados, vamos a hacer tres módulos cada uno para 170 internos, con todas las condiciones, muy buenos baños, muy buenas celdas y por supuesto con toda la seguridad requerida”, explicó el ministro. 

El gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria Correa, resaltó la importancia del inicio de estas obras que se espera estén culminadas en diciembre de 2021. 

“Esta es una de las cárceles con más alto hacinamiento no solo en Antioquia sino en el país, por eso creo que es muy importante, pero prontamente también, esperamos estar avanzando en los 930 cupos adicionales en la cárcel de Bellavista y avanzar también en las dos cárceles regionales de más o menos cada una de mil cupos, todo esto con un objetivo: la humanización de la pena. Los internos en las penitenciarías son seres humanos que tienen que ser tratados también con dignidad y ese es el propósito, y el propósito final debería ser llegar a cero hacinamientos en el departamento de Antioquia”, expuso el mandatario.

El alcalde de Itagüí, José Fernando Escobar, se mostró satisfecho no solo por las obras de ampliación, sino por un lote que el INPEC tenía en comodato y el cual fue devuelto al municipio, lo cual significa más espacio público para la gente. 

“La capacidad que está en 370 más 510 quedamos en 880 es mejorar la calidad de vida de las personas que están en el centro penitenciario La Paz”, sostuvo. 

Durante el evento, que se desarrolló en el auditorio de la cárcel, tanto el ministro como el gobernador, ratificaron los compromisos adquiridos ayer en el Consejo Ministerial de Justicia, donde se acordó la construcción de dos cárceles para sindicados en el departamento, cada una con una capacidad para mil internos y con un costo aproximado de 200 mil millones. 

“Vamos a buscar una cofinanciación en los tres niveles de gobierno. El Gobierno Nacional y ese ha sido un compromiso del ministro, pero vamos a trabajarlo también con la bancada de congresistas antioqueños; el Gobierno departamental y los municipios, porque estas cárceles regionales van a ser cárceles para sindicados y las cárceles para sindicados son competencia de las alcaldías municipales”, explicó el gobernador Aníbal Gaviria. 

Igualmente, el mandatario seccional, se refirió a importancia de sacar adelante el CAMIS de Yarumal, para lo cual se conformó una comisión que entregará sus conclusiones a mediados de diciembre. 

“Es buscar destrabar el CMIS de Yarumal, que tiene en ese concepto de humanización otro importante, que es el de colonia agrícola, humanización de la pena a través del trabajo”, añadió.

El gobernador insistió en que, aunque las dos alternativas iniciales para la construcción de las nuevas cárceles son Yarumal en el Norte y Andes en el Suroeste, se trabajará también en las propuestas de Frontino o Uramita para Occidente y Urabá y otra en el Bajo Cauca. “Vamos a ir trabajando y las que vayan madurando más rápido esas son las dos primeras que se van a avanzar”, dijo.

Al acto de hoy en la cárcel de Itagüí, asistieron también el director de la USPEC, Andrés Ruíz; el senador Carlos Andrés Trujillo y el director Nacional del INPEC, Brigadier General Nolberto Mujica, quien ratificó el compromiso de trasladar próximamente a 800 condenados de Antioquia a otras cárceles del país para seguir ayudando a mejorar el hacinamiento en el departamento, el cual es del 10,8%, uno de los más altos a nivel nacional.

Comparte en tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •