Compartir

El equipo técnico-científico está conformado por Jovenes y estudiantes de varios laboratorios de la UdeA (LIME, Inmunovirología, Lab Central de Microbiología, PECET, Medicina Molecular y Traslación, y CIB) que mediante gestión realizada directamente con la Dirección del INS terminó su entrenamiento en Bogotá, el cual se hacía  necesario para habilitar el servicio de diagnóstico molecular de COVID-19 con el que el Alma Mater quiere apoyar a la región y al país en esta crisis sanitaria. 

Uno de los jóvenes que integra este grupo de científicos es el Turbeño Enderson Murillo, microbiólogo y bioanalista, egresado de la Universidad de Antioquia, el al igual que los demás jóvenes  hacen parte del grupo PECET de la Facultad de Medicina, un grupo de investigación dedicado a estudiar enfermedades como leishmaniasis, Chagas, malaria, dengue, chikunguña y zika. Ahora se ponen a disposición del País y Antioquia para ayudar analizar las pruebas del COVID 19. 

Esta es una noticia esperanzadora en medio de la crisis que afronta el mundo y colombia, pues ayudaría a ser más rápidos en la realización de pruebas a personas posiblemente infectadas con la pandemia que azota al mundo.  

Pero… ¿Cómo nació esta iniciativa sin precedentes en Colombia?

La Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia, en alianza con la Fundación Universidad de Antioquia y la IPS Universitaria, se propuso construir el Laboratorio Integrado de Medicina Especializada, LIME, donde están, en principio, los laboratorios de Pediatría, Hematología, Farmacología, Toxicología, Genética, el Centro Especializado de Infecciones Respiratorias -CEDIR- y además ofrece  el servicio de farmacogenética, convirtiéndose así en el primer laboratorio del país que permite la atención personalizada de pacientes que necesiten conocer la efectividad de los medicamentos antes de la prescripción. 

Este nuevo espacio, ubicado en la sede Prado de la IPS Universitaria, permitirá optimizar los procesos de investigación académica en un área polifuncional, que integrado con los servicios del Centro de Información y Estudio de Medicamentos y Tóxicos, CIEMTO, será la plataforma para desarrollar estudios clínicos ambulatorios sin precedentes en el campo científico de Medellín y Colombia. De igual forma, será una plataforma para articular los ejes misionales de la facultad: investigación, docencia y extensión, al mismo tiempo que se afianzarán las relaciones con los aliados. 

El decano de la Facultad de Medicina de la UdeA, Carlos Alberto Palacio Acosta, señaló que el LIME “integrará muchas unidades para optimizar el recurso humano, con procesos de alta calidad, que lleven a la consolidación de una propuesta histórica de un laboratorio médico único, pero también permitirá fortalecer los procesos de formación e investigación”.

Con una inversión cercana a los 1.200 millones de pesos, fruto del Sistema General de Regalías y de la cooperación de las instituciones que participan, será posible que el Laboratorio Integrado de Medicina Especializada opere en el bloque B de la sede ambulatoria de la IPS Universitaria; no obstante, el coordinador de CIEMTO, Andrés Felipe Zuluaga, reconoció que podría requerirse por lo menos dos mil millones de pesos en el desarrollo de esta iniciativa, que por su proyección  será diferente a los laboratorios de investigación médica de la ciudad.

“Se calculó lo que se aporta en especie, en equipos y en personal, aunque no está cuantificado el conocimiento, que es muy importante, la inversión podría estar entre 4.500 y 5.500 millones de pesos”, agregó Zuluaga, quien enfatizó que actualmente el LIME se encuentra en la etapa de diseños arquitectónicos, con el desarrollo de los planos para las redes de energía, aguas, telecomunicaciones, para que en el segundo semestre de este año puedan comenzar las adecuaciones del espacio.

Comparte en tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •