Compartir

En la noche de este 21 de febrero falleció en la ciudad de Medellín, el señor Guillermo Ortiz; su deceso fue producto de una enfermedad que padecía.

En 1989 Guillermo Ortiz, llegó a Turbo de su querida Buenaventura en busca de mejorar la calidad de vida de su esposa Carmen Sánchez y sus retoños Suceyid, Jhon jairo, Paola, Diego y Mónica, se radican en Turbo en el barrio Gaitán a pocos metros del waffe; comenzó su titánica labor para sostener su familia.

Fue entonces cuando adecuó un triciclo para colocar unas hieleras plásticas y allí depositar jugo de guanábana de donde surgió el nombre con el que sería reconocido como el “Guanabanazo”, pero no sólo vendía jugo de guanábana, también de piña, maracuyá o de la fruta que estuviera en cosecha y también de borojó al cual le sacó una retahíla que le gustó mucho a la gente y la cual pregonaba muy alegremente así “El médico del Chocó a su hermano lo curó, que le formuló vitamina de borojó, ciento por ciento de la mata a la olla ..”

Al popular personaje lo referencias como un padre ejemplar; don Guillermo con su empuje hizo de sus hijos profesionales que sirven desde sus sitios donde desarrollan sus actividades profesionales con gran alegría y haciendo honor al legado de su padre.

Su velación se hará en su último domicilio en Turbo; ubicado en el barrio Veranillo sobre la calle 103,

Comparte en tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •